Header Academy

Feromona facial felina

¿Por qué se frotan los gatos contra nosotros o contra nuestros muebles y objetos?

La respuesta está en la utilización de feromonas como vía de comunicación felina. Las feromonas son sustancias volátiles que el ser humano no es capaz de percibir pero que los gatos registran a través del olfato y del llamado órgano vomeronasal o de Jacobson. Este es un órgano sensorial que se encuentra localizado al final de la cavidad nasal. Mediante un mecanismo llamado flehmen, los gatos inhalan aire a pequeños impulsos levantando el labio superior, y lo llevan hasta el órgano vomeronasal para detectar estas señales.

Las feromonas se emiten a través de glándulas especializadas que los gatos tienen en diversas partes del cuerpo: alrededor del hocico, en los laterales de la cabeza, en las almohadillas plantares, y en la base de la cola y alrededor del ano. Las feromonas tienen varias funciones; en general sirven para marcar su territorio, a las personas y a otros gatos, con diferentes mensajes. Algunos están relacionados con la atracción sexual o con la emisión de señales de alarma, pero las que nos ocupan aquí son las que tienen la función de marcaje social y territorial, con el significado equivalente a “este territorio o este humano que estoy marcando es mío”. Estas feromonas se emiten a través de las glándulas de la cara y la cabeza, de ahí que se froten contra los objetos y las personas.

 

 

 

Más en Sanicat Academy

INFOGRAFÍA: LENGUAJE CORPORAL DEL GATO

INFOGRAFÍA: LENGUAJE CORPORAL DEL GATO

Ir a INFOGRAFÍA: LENGUAJE CORPORAL DEL GATO
Sphynx, el gato esfinge

Sphynx, el gato esfinge

Ir a Sphynx, el gato esfinge
Gato Bosque de Noruega, el lince

Gato Bosque de Noruega, el lince

Ir a Gato Bosque de Noruega, el lince