Header Academy

Gato Bosque de Noruega, el lince

Carácter

El gato Bosque de Noruega tiene la nobleza del buen salvaje. Los instintos cazadores muy desarrollados no impiden que se adapte perfectamente a la convivencia. Eso sí, tiene energía de pila alcalina, y así muestra su pasado salvaje aún reciente, adaptado a condiciones climáticas extremas.

Las familias con varios miembros y niños que hagan de compañeros de juegos le vienen estupendamente. No obstante, su nobleza le permite adaptarse bien a los espacios urbanos, siempre que no sean demasiado estrechos. En definitiva, es un gato que necesita atención, cariño, pero también autonomía. Tiene vida propia.

 Físico

Hablamos de un gran gato: los machos a veces superan los ocho kilos de peso, aunque las hembras se quedan en cinco.

El frondoso manto con que se protege de la intemperie, las grandes orejas triangulares y puntiagudas, la larguísima y tupida cola (con la que se envuelve en la naturaleza para aislarse del frío), el patrón atigrado de sus colores (aunque la capa blanca para camuflarse en la nieve también es frecuente) y la robustez de sus patas, especialmente de las traseras, refuerzan ese precioso aspecto de lince.

Por todo esto es un animal tan apreciado entre los amantes de los gatos que recuerdan a los grandes felinos, aunque hay quien le ve parecido también con alguna raza canina, como los husky siberianos. 

Gato Bosque de Noruega, el lince

Productos relacionados

Más en Sanicat Academy

¿Bolas de pelo? ¡Ponlas a raya!

¿Bolas de pelo? ¡Ponlas a raya!

Ir a ¿Bolas de pelo? ¡Ponlas a raya!
Gato Maine Coon, el perfecto

Gato Maine Coon, el perfecto

Ir a Gato Maine Coon, el perfecto
Los 7 peligros de la navidad gatuna

Los 7 peligros de la navidad gatuna

Ir a Los 7 peligros de la navidad gatuna